Angelis
Carlos Catuogno
septiembre 2003
432 páginas
52 pesos

ISBN: 987-9409-28-0

Reseñas
Rosas 2127
 

“... tal estado es el sometimiento de las naciones a ciertas máximas cuyos autores fueron sumando a través de la historia, tan demostradas por el corsi e ricorsi, o sea por las repeticiones disímiles de la historia, que se puede afirmar que no hay nada dentro de lo razonable que pueda contradecirlas. Ni los más retóricos de los miembros de academias, ni los más avisados representantes de las repúblicas y el propio pueblo podrán salvaguardar la Religión, las leyes y la moral mundana si no se instalan en estos lugares perfectos, islas sólo islas, gobiernos del mundo, y si fuera posible, para después invadir de perfección los continentes. Con una sola Isla perfecta todo lo que quede afuera será error, divagación, no de hombre sino de fiera”.

                                                                                                Giambattista Vico
 

 Angelis es una ceremoniosa ironía acerca de los instrumentos de la historia. Pedro de Angelis, eminente consejero de Rosas, está en el centro, en el ritmo del siglo XIX, en sus contrapuntos; Angelis entre carbonarios napolitanos, en Londres, en Ginebra, cerca de Napoleón, Angelis perseguido, en un tejido de conspiraciones, viajes, amoríos, a la espera de una isla perfecta, en el secreto amasijo de las logias, con Rivadavia, en San Benito, con Rosas, y siempre entre dos tiempos, en el corsi e ricorsi de la historia, entre el futuro y el pasado, entre Europa y el Río de la Plata, como la pieza de un juego que da continuidad y encabalga momentos intermitentes del tiempo. Carlos Catuogno desmiente en Angelis la forma, el hábito de representación de la historia, fuerza la política ramplona del género. En torno de Pedro de Angelis se ve el tiempo en su intensidad repetitiva; en Uaió, el Niño-viejo, se ve un nervio de concentración temporal. La historia se escribe entonces entre esos dos motivos, el curso y el recurso de los hechos, se ordena ahí, en esa medida rítmica.