En el fondo de la materia crece
 una vegetación oscura
(comedia en tres actos y un epílogo)

Moira Irigoyen
agosto 1999
152 páginas
42 pesos

ISBN: 987-9409-00-0

Un desperfecto técnico –la súbita alteración en la composición del agua corriente– es el hilo conductor de una acción que nunca abandona las cuatro paredes del edificio de la calle Gorriti. En el interior de ese universo crispado alrededor de la espera y la amenaza, los personajes se dan sin embargo el tiempo para desplegar el bullicioso abanico de sus ceremonias, sus secretos, sus ambiciones. Pero por debajo del fragor de sus batallas, crece y circula la rebeldía de la materia. Nada es lo que parece en esta austera comedia, que se inscribe dentro de una larga tradición de humor en la novela argentina. En el fondo de la materia crece una vegetación oscura, de Moira Irigoyen, va de entrada al acecho de una risa grotesca, irónica, que apremia al lector con una demanda cortés: ¿de qué reír? 
 La escena de un consorcio porteño, la matanza absurda de un insecto, las pequeñas y sórdidas disputas domésticas, la envidia, la estupidez, los espasmos delirantes de la clase media argentina, la amenaza de ruina generalizada, son, entre otros, los núcleos que hacen de esta novela una comedia ejemplar. Una comedia que no se limita al enredo gracioso, ni a la ramplonería de los hechos, que hace de la banalidad una ocasión de luminosa crítica de las costumbres.