El pueblo de los ratones
Carlos Moreira
julio 2008
160 páginas
42 pesos

ISBN: 978-987-9409-86-2

Reseñas
La contundencia de la brevedad

“¡El público! ¡El público!... Ese hombre, malvado, grosero y carnal como un porcino… Paga y satisface sus apetencias… Luego sólo queda el eco de sus risotadas revoloteando en el teatro vacío… ¡Si ese hombre malvado tuviera una sola cabeza para poder cortársela… ¡Venganza! Si pudiera sostener la cabeza del público en mis manos… ¡de un solo tajo!... Y sostenerla en una bandeja de plata… Igual besaría sus labios. Porque tal tentación no puede opacarla la muerte… Y yo habría vengado el arte por tanta injuria cometida. Ese porcino de mil cabezas… ¡Pues, que se jubile, que se jubile, gritó aquella noche! No quiero recordar. Gritó y gritó. Tres palabras y caen los decorados, el vestuario, la música que se sostenía en el aire como nubes voluptuosas. Basta que un solo espectador diga esas terribles palabras para que el mundo se desplome como la mentira de un púber… ¿De qué ha valido? La carcajada de la bestia ha vencido a la sonrisa del hombre… ¡Venganza! Y bailo, bailo con lujuria, con la inmunda cabeza en la bandeja de plata… ¿Soy o no soy una gran dramática?”